Cada vaso, botella, lata o papel recuperado durante la primera década de Esquisan, consolidan un balance positivo para el medio ambiente. En  diez años evitamos que llegaran al relleno sanitario más de 10.572 toneladas de material recuperable, que se ha reincorporado como materia prima a la cadena del reciclaje. Es un hecho, alargamos la vida útil del relleno sanitario, redujimos el consumo de materias primas y de la contaminación que se deriva de la fabricación papel, vidrio y PET. 

Recuperamos más de 5.707 Toneladas de papel, cartón, plegadiza, con lo cual se evitó que:

  • Se talaran 97.020 árboles adultos.
  • Se generaran 14.268 m3 de residuos.
  • Se consumieran 154.091 m3 de agua.
  • Se consumieran 8.218 m3 de aceite.
  • Se consumieran 23´398.998 kw de energía.
  • Se produjeran 154.091 Kg de contaminantes.

 

Recuperamos más de 330 Toneladas de vidrio,  material que permite ser reciclado en un 100% y  de manera indefinida con lo cual se evitó:

  • Emitir  103 Toneladas de CO2
  • Consumir de 395 Toneladas de materias primas.
  • Reducir en un 40% la contaminación del agua.

 

 Recuperamos más de 156 Toneladas de PET, lo cual significa que:

  • Se evitó la extracción de 172.188 galones de petróleo, recurso natural no renovable.